Favorito

El DeLorean volará al fin

Posted by Octavio Castillo on 14 ago, 2017
Octavio Castillo

Comparte este contenido:

El DeLorean Volará Al Fin

El Icónico Auto De La Película Volver Al Futuro Por Fin Surcará Los Cielos Prometen Sus Fundadores

DR7.jpg

El icónico auto de la película Volver al Futuro por fin surcará los cielos prometen sus fundadores.

2015 puede haber ya pasado, pero la expectativa de ver un auto volador como los presentados en la película Volver al Futuro II de 1989 sigue tan vigente como hace 28 años.

 

La firma automotriz DeLorean Motor Co, fabricantes del DMC-13, la máquina del tiempo utilizada en la película, han levantado cerca de 25 millones de dólares en financiamiento por parte de capital ángel en Silicon Valley para desarrollar un DeLorean completamente volador.

 

El emprendimiento, sin embargo, no se centrará en la versión voladora del auto de los ochentas, sino en un vehículo completamente nuevo para cuatro personas que se desplazaría por los cielos de las grandes ciudades.

 

El prototipo es más parecido a un dron moderno que a la máquina del tiempo que todos vimos llegar a Hill Valley en una tarde lluviosa de octubre de un 2015 paralelo.

 

El modelo es llamado DR-7 y está planeado para iniciar producción del primer prototipo, cuyas especificaciones señalan que idealmente podría volar hasta 230 kilómetros sin tocar tierra, tendrá un largo de 4 metros y un ancho de 2 metros.

 

El emprendimiento es uno más de los proyectos de vehículos voladores que han aparecido en los últimos meses y se suma a propuestas que empresas como Airbus, Space X o General Electric han develado recientemente.

 

DeLorean demuestra que el valor de la marca siempre es un activo valioso, pues a pesar de que el último de sus automóviles fue ensamblado hace más de 30 años, los inversionistas confiaron en la marca para financiar el DR-7

 

Y quién sabe, quizás pronto podamos decir: "A donde vamos no necesitamos caminos"

Ebook: Big Data para PYMES ¿se puede?

Tags: #Empresa, #Innovación, #Emprendedurismo, #AutoVolador