Favorito

La IA no sustituirá a tu médico, será su apoyo

Posted by Paul Lara  on 3 sep, 2017
Paul Lara 

Comparte este contenido:

La IA No Sustituirá A Tu Médico, Será Su Apoyo

Las Herramientas Que Trae Consigo La Tecnología De Automatización Ayudará A Que Muchas Profesiones Se Vean En Riesgo, Pero La IA No Sustituirá A Tu Médico.

Las herramientas que trae consigo la tecnología de automatización ayudará a que muchas profesiones se vean en riesgo, pero la IA no sustituirá a tu médico.

Mucho habrás escuchado sobre cómo la automatización de las máquinas a través del uso de la inteligencia artificial podría reemplazar a un tercio de los empleos dentro de los próximos 15 años. Inclusive, se pronostica que para 2045 los robots humanoides podrían ser quienes realicen casi todas las tareas de esfuerzo que actualmente hacen los humanos, aunque también se señala que la IA no sustituirá a tu médico a pesar de los adelantos. Simplemente será una herramienta en su día a día.

KEY INSIGHT

  • En el tema de la salud, los médicos tendrán la oportunidad de tener un acercamiento 24/7 con sus pacientes, gracias a que sensores, dispositivos móviles y otros equipos del llamado Internet de las Cosas (IoT) le permitirán estar siempre conectados.
  • La IA realizará muchas tareas discretas y mejor que las hacen los médicos que, a su vez, quedarían libres para centrarse en el cumplimiento de tareas de orden superior.

La inteligencia artificial nos lleva a una nueva revolución industrial, donde habrá que prepararse para un enorme cambio social. Como médico, seguramente te sientes atraído al pensar en el impacto de este desarrollo en la práctica cotidiana.

 

Hasta la fecha, la mayoría de las soluciones de IA han resuelto problemas humanos menores: ganar un juego o ayudar a ordenar una agenda de oficina con sólo indicarlo en nuestros equipos móviles. Los verdaderos avances y el potencial de la IA se encuentran en los avances reales en la productividad humana. Un informe del McKinsey Global Institute sugiere que la AI nos está ayudando a acercarnos a una expansión sin precedentes en productividad, que producirá cinco veces el incremento introducido por la máquina de vapor y aproximadamente 1 1/2 veces las mejoras que hemos visto de robótica y computadoras combinadas. Simplemente no tenemos un modelo mental para comprender el potencial de estas tecnologías.

 

En el tema de la salud, los médicos tendrán la oportunidad de tener un acercamiento 24/7 con sus pacientes, gracias a que sensores, dispositivos móviles y otros equipos del llamado Internet de las Cosas (IoT) les permitirá estar siempre conectados. Esto significa que con los datos que obtendrán, la IA les ayudará a tomar mejores decisiones en temas de tratamientos y terapias.

 

Además, al utilizar súpercomputadoras como Watson, pueden introducir miles de datos, analizarlos en tiempo real, y comparar diferentes pacientes y sus enfermedades comunes para saber que funciona y que no en el tema de tratamientos o medicamentos que se encuentren en experimentación.

 

La IA realizará muchas tareas discretas y mejor de lo que las hacen los médicos que, a su vez, quedarían libres para centrarse en el cumplimiento de tareas de orden superior. Sin embargo, la empatía, gestión de la información, la aplicación de la experiencia en un contexto dado, la negociación con múltiples partes interesadas, y la respuesta física impredecible son funciones que no son aplicables a las máquinas.

 

Tal vez la tecnología que automatiza a las máquinas haya podido ganar en AlphaGo, dejando fuera al mayor experto en este juego. La razón por la que esta hazaña fue tan impresionante se debe al alto factor de ramificación y a la complejidad del árbol de juego Go. Se estima que hay 250 opciones por movimiento, permitiendo estimaciones de 10 a 170 resultados diferentes. En comparación, el ajedrez tiene un factor de ramificación de 35, con 10 a 47 resultados de juego diferentes. La medicina, con su número infinito de “movimientos” y resultados, está a décadas de que sea manejada con seguridad solamente por las máquinas.

 

Como puedes ver, todavía necesitamos el factor humano. Así que si eres médico, especialízate en tu relación con los pacientes, investiga más tu ramo y deja a las máquinas el trabajo matemático.

 

Ebook: Internet de las Cosas en las ciudades

Tags: #InteligenciaArtificial, #Corporativos, #Competencia